Qué, por qué, para qué, cómo y dónde de la comunicación

La comunicacion determina la calidad de nuestras vidas_gsbilbao

 

Antes que nada definamos qué es comunicar. El diccionario El Pequeño Larousse define “comunicar” de la siguiente manera:

Comunicar: v. tr. (lat. communicare) [1a]. Hacer partícipe a otra persona o cosa de algo que se tiene.  2. Dar parte, hacer saber una cosa: comunicar una noticia. 3. Esp. Y Méx. Conversar o tratar con alguno de palabra o por escrito.

Y el diccionario de la Real Academia Española agrega estas acepciones:

Transmitir señales mediante un código común al emisor o receptor. Consultar con otros un asunto, tomando su parecer.

Comunicar es transmitir información, pero de manera eficaz y que se entienda, tomando en cuenta todos los aspectos físicos, emocionales y ambientales para lograr que eso suceda.

¿Por qué comunicamos? Primero porque somos seres sociales. Es inevitable no comunicar; hasta nuestros silencios e inamovilidad comunican. Comunicamos porque tenemos la necesidad de expresarnos, de transmitir información, de manifestar lo que sentimos y pensamos. Deseamos ser escuchados, nos motiva el hecho de que alguien nos conozca, sepa y entienda o lo que tenemos para decir.

¿Para qué? Comunicamos para hacernos entender, para lograr vender más, para no tener tantos malentendidos con nuestros compañeros, para tratar mejor a nuestros clientes, para ser mejores personas, para llevarnos mejor con nuestros hijos y un largo etc. Esa es la finalidad y el objetivo de comunicarnos y cuando lo hacemos de manera eficaz nos permite transmitir mejor nuestros pensamientos y sentimientos, trayendo como consecuencia el sentirnos mejor con nosotros mismos. Sin embargo, también existe subjetividad en el para qué, por lo que solo tú sabes el verdadero propósito que tienes al desear comunicar mejor.

 

comunicación

 

¿Cómo comunicar? De muchas maneras: escrita, verbal, vocal, gestual. Esas son las formas en las que el ser humano se comunica. Lo ideal es aprender a hacerlo de la manera adecuada.

¿Dónde comunicamos? Pues querido (a), la pregunta sería. ¿Dónde no comunicamos? Porque hasta nuestra postura al dormir refleja nuestro estado de ánimo. Siempre y en todo lugar comunicamos, por eso es tan importante ser conscientes de cómo lo hacemos. De lo que transmitimos depende, muchas veces, el éxito en las áreas vitales de nuestra vida, sean cuales sean esas áreas vitales para ti.

Comunicamos dormidos y despiertos, sentados y parados, hablando y en silencio, con nuestras manos o con nuestros ojos. Con una carta o con nuestra voz.

 

“La comunicación funciona para aquellos que la trabajan”.

John Powell

 

La comunicación es algo esencial para la vida, es una función vital en cada persona. No podemos prescindir de ella sin correr el riesgo de que se vea afectada nuestras funciones mentales, emocionales y sociales. Por ello la importancia de tomar conciencia de ella, de nuestras habilidades y carencias, pero sobre todo de que podemos mejorar.

Esto es lo que opino de la comunicación, y tú ¿qué piensas al respecto?

Deja tu comentario, estaré encantado de leerte y responderte.


Este artículo está basado en la primera lección de mi guía PDF “Comunica mejor”. Puedes oír la versión en audio de este post aquí. Además de todos lo audios de mi curso online aquí.

Bienvenida: un “sobre mi” y un “sobre mi blog”. Todo mezclado.

Logo G. S. Bilbao 2

Desde hace meses quería iniciar este blog para compartir contenido sobre lo que hago y sobre temas que me apasionan. De hecho, ese es uno de los consejos que siempre dan a quienes desean crear un blog: “escribe de lo que te gusta”. Y pues, la verdad todo lo que leerás aquí será escrito con todo el gusto y la pasión que puedas imaginar.

Por eso, cada vez que prepare un post espero caer en un estado e flujo ¿no sabes qué es? Un día conversaremos sobre eso. Igualmente deseo presentarte un buen contenido y sobre todo, bien escrito, total, una de las cosas que pretendo compartir aquí contigo es precisamente temas sobre escribir correctamente, escribir mejor. Porque eso es lo que soy por sobre todo: un escritor. Un hombre que ama las letras y cree fervientemente en el poder de las palabras, tanto escritas como habladas, cantadas o pensadas. Y de las segundas también conversaremos, del poder de la comunicación oral: oratoria, locución y más. Las palabras pensadas también tendrán su espacio y, de vez en cuando nos sentaremos a tratar temas sobre la importancia de nuestros pensamientos y de cómo influyen en lo que somos y hacemos.

Además de hablar en público y escribir en privado, siempre haré referencia a cómo evolucioné personalmente de ser tímido, asocial, torpe al hablar y muy inseguro a hoy poder entablar una conversación con otras personas sin problemas y hasta disfrutar de conocer personas, de interpretar sus gestos; de interesarme en lo que piensan, lo que sienten, en fin, ser un experto en relaciones humanas, tanto a nivel personal, como a nivel empresarial.

 

 

Sí, hoy no soy ni la sombra de lo que era antes y eso me lleva a comentarte otro de los temas que trataremos aquí: el crecimiento personal. Creo en la evolución, como dice Vishen Lakhiani, de Mind Valley: transformación. Para comunicar mejor y para lograr vivir una vida intensa y plena debes creer en ti mismo, creer en la humanidad, buscar el crecimiento personal, ser un “obsesivo”, si se quiere, de la evolución del ser humano para así vivir al máximo de tus capacidades. De vez en cuando escribiré algo con la finalidad de motivarte e inspirarte, al fin y al cabo, este es mi ikigai o mi propósito de vida: motivar, inspirar y reflexionar a través de mis palabras. Y aunque tengo mi  blog Vive Intensamente específicamente para escribir sobre ello y sobre Carpe Diem, Savoring, Mindfulness y Variación, no descarto tratar esos temas acá también.

Es mi blog general, es mi página web donde hablo de todo lo que hago, incluyendo mi trabajo social con mi Proyecto AntiDepresión. Así que verás muchas referencias a todos estos temas, que si nos ponemos a ver y analizar con detalle, todos se relacionan, todos nos llevan a lo mismo: vivir mejor. Transformando nuestra manera de comunicarnos con otros y con nosotros mismos logramos cosas increíbles, en nuestra vida y las de otras personas, vivimos intensamente y hasta prevenimos y superamos el trastorno mental más frecuente del mundo: la depresión.

Lo mejor de todo, mi querido lector, es que no verás muchos términos técnicos, ni asuntos complicados. Cada tema lo trataré, primero que nada como, si estuviéramos conversando frente a frente tomando un café o una cerveza bien fría. A través de símiles, hipérboles, fábulas y frases trataré de mostrarte lecciones poderosas. No me verás muy estirado. Total, no soy un erudito ni pretendo serlo, solo soy un apasionado que desea compartir lo que hace, lo que sabe y le ha funcionado con el único fin de ayudar a otros a lograr lo mismo y todavía más y mejor. Por lo que esté blog será abierto con los comentarios, tu opinión será bienvenida, no tendré la última palabra y juntos aprenderemos como comunidad.

Sin más que agregar o más bien, con planes de irlo agregando en cada publicación futura, me despido dándote las gracias por tu visita y por leerme. Estaré encantado de ver tus comentarios, así que no lo pienses mucho, también quiero leerte.

Tu servidor,

G. S. Bilbao

 

Sentado_gsbilbao